Kritika ez da gaurko kontua

 mark_twain.jpg

Zutabegintza soziopolitikoan ibili den edonork ezagutu ditu noizbait bere gintzaren ondorio zuzenak: haserretu zaizkion politikariak, diosalaren erretiroak, mendekutxoak… Izan ere zutabegintzak badu gauza bat lege nagusi bezala betetzen dena: beti ematen du geziak dianan. Esan nahi da, aipatzen baduzu norbaiten izena edo kargua, goiz edo berant, zure zutabearen subjektuari iritsiko zaiola idatzi duzun horren karga.

Hori dela eta, askotan zutabegilea heroi txiki bat sentitzen da bere bakardadean, izan ere, inor izan gabetan ere, etorri egingo zaizkio Diputatu Nagusiak, edo alderdietako buruak, edo auskalo zein, kontuak eskatzera. Niri, behintzat, gertatu izan zaizkit halakoak. Zutabegintzaren ajeak dira, askotan, gehiegitan, autozentsurara bultzatzen dutenak.

Hala ere oilo kaka baizik ez gara beste garai bateko kritika soziopolitikoarekin alderatuta. Mark Twainen autobiografia zoragarria ari naiz irakurtzen oraintxe, eta bart aurkitu nuen adibide bat. Ez dezagun ahantzi, Mark Twain Europan barrena ibiltzen zela askotan, eta tartean, Belgikan ere ibiliko zen. Baina, hala ere, hara zer dioen:

“El palacio de Bélgica es todavía lo que ha sido catorce años, la madriguera de una bestia salvaje, el rey Leopoldo II, quien por asuntos de dinero, mutila asesina, mata de hambre a medio millón de desamparados y pobres nativos sin amigos en el Estado del Congo cada año, y lo hace con el consentimiento silencioso de todas las potencias cristianas, excepto Inglaterra, sin que ninguna de ellas levante una voz o una mano para detener esas atrocidades, aunque trece de ellas están solemnemente comprometidas mediante tratado  a proteger y ayudar a esos miserables nativos. En catorce años Leopoldo ha destruido deliberadamente más vidas que las que han perecido en todos los campos de batalla de este planeta durante los pasados mil años: y me quedo corto, varios millones de vidas corto. Es curioso que el siglo más avanzado y más ilustrado de todos los siglos que han pasado bajo el sol (XIXgarrenaz dihardu) tenga la espantosa distinción de haber producido la figura de este hipócrita mohoso y piadoso tan sólo de boquilla, a este monstruo sanguinario sin igual en toda la historia de la humanidad, cuya personalidad seguramente avergonzará al propio infierno cuando llegue allí, lo que ocurrirá pronto, esperemos y confiemos”.

Baten batek pentsa dezake Twainek kontu pertsonalen bat zeukala Leopoldo horrekin, baina ez da libratzen Errusiako Tsar-a ere: “En Rusia, durante tres siglos, la vasta población ha crecido bajo las botas, y para el único y sórdido provecho de una caterva de asesinos y ladrones coronados que han merecido todos la horca. Los ciento treinta millones de miserables súbditos de Rusia están hoy mucho peor que los pobres de la Edad Media que tanta pena nos dan. Ya nos hemos acostumbrado a hablar de Rusia como medieval y aún situada en la Edad Media, pero eso sería demasiado bueno. Rusia está aún muy por detrás dela Edad Media; la Edad Media le lleva mucha ventaja  por delante y no parece probable que la alcance mientras los zares continúen existiendo”.

Ez dezagun ahantzi, gainera, Twain umorearen maisu handia zela. Baina ez zuen idazten umorea ardatz hartuta. Umoreari beti egiten zion leku, baina osagai bezala bakarrik. Ardatza, mezuan zegoen: ” Yo siempre he predicado. Ésta es la razón por la que he durado treinta años. Si el humor llegaba por su propio pie y sin ser invitado, yo le hacía siempre un hueco en mi sermón, pero no escribía el sermón en aras del humor. Habría escrito el sermón exactamente igual, sin pensar si el humor pedía entrada o no”.

Horixe: badaukagula non ikasia. Ez garela Adan, alegia.

Hasier Etxeberria

ALUA MUNDUA ! Idazlea, kazetaria, gidoigilea, blogaria... Euskaldunon Egunkaria eta ZuZeuren sortzaileetakoa. ETBn hamaika saio zuzendu eta aurkeztutakoa. (Argitaratutako Liburuak)

Utzi erantzuna

Zure e-posta helbidea ez da argitaratuko. Beharrezko eremuak * markatuta daude