Llegó el comandante y mandó a parar

Aquí pensaban seguir,
ganando el ciento por ciento,
con casas de apartamentos,
y echar al pueblo a sufrir.
Y seguir de modo cruel
contra el pueblo conspirando,
para seguirlo explotando… y en eso llegó Fidel!

Y se acabó la diversión:
llegó el Comandante y mandó a parar!

Aquí pensaban seguir,
tragando y tragando tierra,
sin sospechar que la Sierra
se alumbraba el porvenir.
Y seguir de modo cruel
la costumbre del delito:
hacer de Cuba un garito… y en eso llegó Fidel!

Y se acabó la diversión:
llegó el Comandante y mandó a parar!

Aquí pensaban seguir
diciendo que los cuatreros,
forajidos, bandoleros,
asolaban al país.
Y seguir de modo cruel
con la infamia por escudo,
difamando a los barbudos… y en eso llegó Fidel!

Y se acabó la diversión:
llegó el Comandante y mandó a parar!

Aquí pensaban seguir,
jugando a la democracia
y el pueblo, que en su desgracia,
se acabara de morir.
Y seguir de modo cruel,
sin cuidarse ni la forma,
con el robo como norma… y en eso llegó Fidel!

Y se acabó la diversión:
llegó el Comandante y mandó a parar!


Zuzeu.com-etik hartua

Oier Aranzabal

ZuZeuko erredakzioko koordinatzailea. Ekaitza bainuontzi batean.

Utzi erantzuna

Zure e-posta helbidea ez da argitaratuko. Beharrezko eremuak * markatuta daude